Consejos


A continuación presentaremos algunos consejos bíblicos que juntamente con la ejecución de  los pasos de restauración (que se encuentran en la parte final) cambiarán su vida. La palabra, la oración y la acción juntas siempre producen grandes milagros. Dios lo bendiga.

Adán al desobedecer rompe la relación con Dios y el temor viene a dominarlo[1]. Desde allí el temor ha dominado a la raza humana. Pero al vincularnos nuevamente en una relación con Dios se va todo temor[2]. Porque así como un niño necesita de su padre para sentirse seguro. Así somos nosotros hijos de Dios que necesitamos vincularnos con papá para que todo temor se desvanezca. Porque no hay nada que temer cuando Papá Dios se encarga de todos nuestros problemas[3]. Cuéntale tus temores, entrégale tus cargas y verás como el a cambio te da su paz[4] y podrás descansar confiada[5]. Dios no está muy ocupado, él quiere escucharte y responderte[6], él no te condena[7] al contrario te ama tal cual eres[8].Te conoce muy bien y te comprende[9], sabe cómo ayudarte y está dispuesto a pelear por ti esta batalla[10]. Él no quiere que te preocupes sino que te quedes quieta y veas como él destruye a todos tus enemigos como el temor, angustia, desesperación, etc[11]. Con él ya tienes la victoria y no hay razón de vivir en temor, porque nada ni nadie puede contra él[12]. Ningún reto es más grande que Dios, todo lo puedes con Cristo[13]. No hay imposibles al lado de él[14]. Tú eres una vencedora, Dios te hizo especial y tiene un gran futuro para ti[15].


Textos Bíblicos:
[1] Génesis 3:10 “El hombre contestó: —Escuché que andabas por el jardín, y tuve miedo porque estoy desnudo. Por eso me escondí.”
[2] 1 Juan 4:18 “Sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor.”
[3] Salmos 34:4 “Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores.”
[4] Filipenses 4:6-7 “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.”
[5] Mateo 11:28 “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.”
[6] Jeremías 33:3 "Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes."
[7] Romanos 8:1 “Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús.”
[8] Romanos 5:8 “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.”
[9] Salmos 139:1-4 “Señor, tú me examinas, tú me conoces. Sabes cuándo me siento y cuándo me levanto; aun a la distancia me lees el pensamiento. Mis trajines y descansos los conoces; todos mis caminos te son familiares. No me llega aún la palabra a la lengua cuando tú, Señor, ya la sabes toda.”
[10] Jeremías 1:19 “Pelearán contra ti, pero no te podrán vencer, porque yo estoy contigo para librarte», afirma el Señor.”
[11] Jeremías 20:11 “Pero el Señor está conmigo como un guerrero poderoso; por eso los que me persiguen caerán y no podrán prevalecer, fracasarán y quedarán avergonzados. Eterna será su deshonra; jamás será olvidada.”
[12] Isaías 45:2-3 “Marcharé al frente de ti, y allanaré las montañas; haré pedazos las puertas de bronce y cortaré los cerrojos de hierro. Te daré los tesoros de las tinieblas, y las riquezas guardadas en lugares secretos, para que sepas que yo soy el Señor.”
[13] Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
[14] Lucas 1:37 “Porque para Dios no hay nada imposible.”
[15] Romanos 8:37 “Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.”


Testimonio
Desde mi niñez el temor me tuvo presa, junto con la baja estima, hicieron de mí una persona aislada e improductiva, daño mi parte social, profesional y hasta económica. Hasta que entregue mi vida a Dios. Ahí pude experimentar su amor que quito mis temores. Él se manifestó a mí como un padre, y al fin pude descansar. Nació en mí una paz y confianza plena, al ver que él me hablaba en su palabra, de una manera muy personal, también al ver su ayuda en pequeñas y grandes retos que enfrentaba. De esa manera pude entender que él era real y que su amor y su poder eran grandes y que por tanto no había nada que temer, que en la vida siempre habrá retos pero con él todo saldrá bien, que no importan los demás, ni las circunstancias, mientras tengas esa fuerte relación con él, aunque se caiga el mundo encima de mí, él es tu protector. No hay forma de expresar lo que él significa, es algo que cada uno debe disfrutar. Yo que antes andaba deprimida por estar cárcel del temor, hoy soy libre! y feliz! Tengo problemas si varios, también hay miedos normales, pero ya no me dominan más, Dios, su palabra y su obra sobrenatural en mi corazón, finalmente han vencido, si digo finalmente porque es un proceso, una travesía de amor y decisiones, muchas veces Dios te retará y tú tienes que accionar con miedo pero con toda fe que él está contigo y no te dejará y es allí que experimentarás su ayuda y respaldo. Cuando miro hacia atrás veo una niña que no podía hablar nada y hoy soy profesora y me encanta enseñar a multitudes del gran amor de Dios. Dios es así, le encanta transformar lo débil en fuerte para que él sea glorificado, todo lo que soy es por él.




Testimonio de Coalo Zamorano